El Excmo. Ayuntamiento de El Provencio quiere conmemorar y celebrar el Día Internacional de la Mujer felicitando a todas y cada una de las mujeres provencianas, así como a su Asociación de Mujeres, haciendo una mención especial a Maribel Aguado, presidenta durante tantos años de dicha asociación y que hoy día lleva su nombre, y a la que hoy nos gustaría recordar en un día tan especial.

Desde el más rotundo y constructivo compromiso con la plena igualdad entre hombres y mujeres, desde nuestro Excmo. Ayuntamiento queremos, por un lado, celebrar el largo camino recorrido por nuestra sociedad en materia de igualdad en las últimas décadas y reconocer la labor, muchas veces anónima, de tantas y tantas provencianas que han conseguido crear una sociedad más justa e igualitaria donde la educación, la igualdad y la libertad se han convertido en los pilares de un pueblo más moderno y equilibrado.

Pero también somos conscientes del camino que queda por recorrer para conseguir una igualdad plena. Una igualdad que, además de tener respaldo legal y jurídico, ha de ser real.

Una igualdad que ha de traducirse también en el acceso al mundo laboral. Una participación que ha de basarse en los principios constitucionales de mérito y capacidad y que, a su vez, deben inspirar e impulsar la igualdad de retribuciones por idéntico trabajo y por idéntica responsabilidad en la empleabilidad, algo que hoy todavía se encuentra lejos de haberse alcanzado.

Por todo ello, hoy día 8 de marzo Día Internacional de la Mujer, desde nuestro Excmo. Ayuntamiento nos comprometemos a:

  • Trabajar todos juntos para que provencianas y provencianos disfruten de las mismas libertades y de las mismas oportunidades y poder, desde esta atalaya, desarrollar nuestros proyectos vitales en condiciones de igualdad y teniendo presente que la igualdad es tener la libertad para llegar hasta donde se quiera.
  • Remover los obstáculos que impiden la igualdad de acceso al mundo laboral y que fomentan la temporalidad, y promover la maternidad.
  • Romper los estereotipos que supongan límites en la elección de la forma de participar en la sociedad, estereotipos y papeles que la sociedad nos fija por haber nacido hombre o mujer.
  • Promover la inserción plena en la sociedad de la mujer del medio rural y de la mujer discapacitada, facilitándoles entre otras el acceso a las nuevas tecnologías y al emprendimiento.

Ya por último, y desgraciadamente, todavía tenemos que denunciar, rechazar y seguir luchando por hacer desaparecer para siempre la violencia machista de nuestras ciudades y pueblos, y mostrar al maltratador el grito y la condena unánime de toda la sociedad.

2016.8-marzo-cartel-a3