Hoy lunes día 20 de noviembre nuestro municipio ha recibido una nueva aportación. Esta vez ha llegado de manos de la coautora del exitoso libro El Provencio, calles con historia, Cristina Redondo García, la cual ha donado 5 placas de cerámica con los nombres que algunas de nuestras calles más emblemáticas han llevado desde tiempos muy antiguos. Dichas placas se instalarán a lo largo de las próximas semanas con el fin de acercarnos aún más a nuestra historia y orígenes provencianos. A continuación reproducimos algunas palabras de Cristina con motivo de la entrega de estas placas, recibidas hoy personalmente por nuestro alcalde, Julián Barchín Flores:

«Desde que publiqué mi libro llevaba dándole vueltas a cómo podría quedar constancia de la denominación que desde los orígenes de nuestro pueblo llevaron algunas de sus calles, ya que dichos nombres nos aportaban una importante información que sin duda contribuiría a enriquecer un poco más nuestro patrimonio cultural. De ahí me surgió la idea de realizar unas placas históricas decorativas, que concretamente se colocarían en la Calle D. Félix Lorca, originalmente llamada Calle de la Magdalena –por conducir a la antigua iglesia situada junto al Palacio y Fortaleza de los Señores de El Provencio–, otra en la Calle Soldado Víctor López, antiguamente llamada Calle Honda –por su característica pendiente–, una más en la Calle Juan Fco. Sahuquillo en la que figuraría el nombre que llevó durante siglos de Calle Mesones –pues como su propio nombre indica en ella estuvieron ubicados varios mesones–, tampoco podría faltar la Calle la Arena, actualmente denominada Calle Comandante Marchante, y para finalizar se colocaría una última placa en la Cruz del Pinar para recordar el nombre que realmente llevaba aquel lugar: Plazuela del Espinar».

Desde nuestro Excmo. Ayuntamiento, y en nombre de todos los provencianos, te agradecemos, Cristina, tu valiosa donación, la cual ya ha pasado a formar parte del patrimonio cultural de nuestro municipio. #ElProvencio #orgulloprovenciano