Años después, la imagen de la santa volvió a procesionarse gracias al empeño de Leli Parra, que junto a Vicenta Jiménez, Trini García y otras vecinas de El Provencio, fundaron la nueva hermandad de Santa Lucía, quedando constituida el 21 de febrero del año 2000.

Ya muchos años antes, en el siglo XVIII, contaba El Provencio con una hermandad de Santa Lucía, cuya imagen se veneraba en la desaparecida ermita de la Concepción, situada a las afueras de la población.

La actual imagen sufrió una primera restauración en 2006, en los talleres Salmerón de Socuéllamos. Posteriormente, el pasado día 23 de octubre de 2017 se recibió de nuevo en nuestra iglesia la imagen tras una segunda restauración, la cual corrió a cargo esta vez del taller de artesanía religiosa de Miguel Ángel Arjona (Villarrobledo).

En cuanto a la procesión, esta tiene actualmente un recorrido algo diferente al que se hacía antiguamente, pasando ahora por la casa en la que vivía Ana Olivares, donde se hace un alto y se reza un oración en recuerdo y homenaje a su persona».

FUENTE: EL PROVENCIO, UN LUGAR DE LA MANCHA (PÁGINA DE FACEBOOK)